El concepto

El fútbol callejero como elemento unificador
El fútbol callejero es el elemento común y unificador del Fútbol Aprendizaje Global. En este caso, se aplican reglas especiales: Los niños y niñas juegan en equipos mixtos y no hay árbitro. En momentos de diálogo los equipos acuerdan un juego justo con el otro. El comportamiento justo se incorpora al resultado del juego. Hay jóvenes que acompañan a los equipos como una especie de mediadores en el proceso de comunicación.

En el fútbol callejero, los/las jóvenes adquieren una serie de habilidades sociales: hablar entre sí, negociar reglas, el tratar respetuosamente al otro y a resolver los conflictos sin violencia. El trato justo con el otro también se alimenta fuera del campo: en el aula y en otras áreas de proyecto, tales como música, teatro o cine. El fútbol también es utilizado de una manera creativa en relación al trabajo sobre distintas problemáticas, por ejemplo: la educación sobre el SIDA y la educación en el riesgo de minas terrestres

Los jóvenes como protagonistas en sus escuelas
El fútbol callejero es creado por los propios jóvenes. Ellos organizan y realizan distintas actividades de fútbol callejero para sus compañeros/as de clase Con la ayuda de fútbol callejero, abordan activamente problemas en sus escuelas o en sus comunidades. Se comprometen, por ejemplo a una convivencia pacífica y respetuosa y a la igualdad entre niños y niñas. Los/las jóvenes son así, los actores que contribuyen al desarrollo positivo en su escuela y en su comunidad. Desarrollan una variedad de habilidades y crean para sí mismos y para otros nuevas perspectivas.

Desarrollo local a través de una red global
El trabajar con el fútbol callejero se realiza localmente pero está conectado globalmente. La interconexión mundial permite el intercambio de conocimientos y experiencias y apoya a los/las jóvenes en su desarrollo. Su motivación para la participación aumenta a medida que se sienten como parte de un movimiento global. La red global también tiene un efecto positivo sobre la percepción pública del proyecto. Las organizaciones, escuelas e instituciones juveniles participantes de esta red, se fortalecen en su educación y desarrollo. Todos esto promueve el desarrollo local.

El aprendizaje global como un elemento clave de la educación
A través del fútbol callejero, los/las jóvenes encuentran una puerta de acceso a otros jóvenes de todo el mundo. Juegan con las mismas reglas, y comparten la voluntad de cambiar las cosas a través del fútbol. En un diálogo de igual a igual comparan sus experiencias y conocen nuevas perspectivas. Los/las jóvenes pueden apreciar otras formas de vida y otras situaciones problemáticas e intercambian sus opiniones sobre temas globales como los derechos humanos, la desigualdad social y la exclusión. En conjunto buscan las formas de influir y asumir responsabilidades en su propio entorno y en la sociedad global.

El intercambio global en muchas formas
El intercambio global se lleva a cabo de muchas maneras por ejemplo a través de: cooperaciones sostenibles de aprendizaje entre escuelas, movimientos internacionales y encuentros, la comunicación a través de las redes social, la realización de actividades simultáneas en diferentes países, el uso mundial de materiales didácticos comunes. Una plataforma especial para el intercambio a través de Internet es ofrecida en varios idiomas en el foro FAG.